Casa Calpena (Patella Benigna)


El sábado pasado decidimos continuar con la investigación de la HoRa EspaÑola y decidimos indagar la tecnología del estar-bien que se desarrolla en esa compañía. Nuestro amigo Norberto es el propietario de esa empresa de alta tecnología y nos recibió con los brazos abiertos. Sabíamos que los campos de I+D se dirigían a la tecnología de la elaboración y cata del aceite de oliva y nuestros ingenieros en este punto han realizado varios master.
Para empezar realizamos una cata de alto contenido técnico, con sus aceite de variedad tonda iblea y el coupage de arbequina, picual y la anterior. La respuesta fue tan sorprendente que convenimos mi ingeniera y yo que superaba en mucho a los aceites de la asociación de Grandes Pagos.
La investigación no acabó ahí. Norberto nos explicó que mientras los diferentes técnicos desarrollan texturas, estética visual, arquitectura del entorno laboral, él había optado por el lugar, es decir, el continente del contenido. Así ha desarrollado la idea de Patella, un recipiente, el primer lugar diría Aristóteles, que es capaz de mantener todos la temperatura del contenido a su justo término. Nos enseñó un arroz ibérico con costillas y caracoles que estaba exquisito. El primer lugar o patella es de cobre y cromo, que permite mantener la temperatura del arroz perfectamente. Es servida en el centro, lo cual permite realizar lo que para nosotros en Hora EspaÑola es el COMPARTIR. Norberto ha vislumbrado que los derroteros de la investigación tecnológica no apuntan al nitrógeno ni a la espectacularidad en la presentación, sino al sentimiento. Si algo poseemos en el alma española es compartir nuestras sensaciones. Una de las mejores sensaciones es el comer, pero otra es el ESTAR-EN-CASA. Esto lo han conseguido Norberto Y Vigdis en considerar el segundo lugar como la casa. Te hacen sentir esa sensación tan agradable del Estar-en-casa. No hay nada como la casa de uno. Es una sensación real, un afecto independiente, con una vida de la que todos nosotros nos apropiamos. Deleuze decía que para que un afecto fuera ontologicamente real y único tiene que poseer una materia. La materia es la casa que ocupa el restaurante y la sensación la ofrecen la agradable compañía y el compartir esos momentos con ellos. Solo faltaba Carmen, su madre, pero eso ya os lo cuento el miércoles.
BENIGNA SALINAS ”
Casa Calpena
Telf- 966974286
Paraje Casa Calpena nº 54
Salinas ( Alicante)

6 Comentarios

  1. Hola IC:
    Nos ha emocionado tu comentario. Te lo agradecemos mucho, ya que escribes con un profundo análisis de nuestra idea. Y es es lo que queremos, crear una idea, tiempo vivido, tiempo construido.
    Otra vez gracias y un saludo muy fuerte

    Responder
  2. Hola Surfista, Pues despues de tu articulo creo q lo probare una vez mas, pero como te dije en el post de sibaritisimo creo q llegó un momento en q los precios eran excesivos (y yo no es q sea precisamente tímido de bolsillo) y en Madrid hay mucha e interesante oferta.
    Lo dicho lo probaré y te cuento
    Un saludo y nos vemos en tu blog/o en el sibaritisimo o en el de relojes-especiales. Un abrazo
    Jose Maria

    Responder
  3. Hola Jose Maria:
    Sin querer he apretado a la tecla equivocada y no he podido editar el mensaje con la procedencia y nick.
    Hce tiempo, unos cinco años, me comentó Noberto que quería subir los precios y ya sa ha dado cuenta que se equivocó. Ya te digo fue fascinante la cena. Posiblemente mañana o pasado la describa mas detenidamente.
    Un abrazo

    Responder
  4. es también campamento de verano?

    Responder
  5. @chery
    Creo que sí, pero ya no está Norberto

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>