Llegar tarde

Hemos comprobado la potencia comunicativa que contiene un buen titular. Ya no está tan claro si eso puede repercutir positiva o negativamente en la expansión de un producto, ya que puede tergiversar la idea que se pretende trasmitir. El resultado lo veremos los próximos meses. Ahora bien, a nadie ha dejado indiferente la fuerza del titular del “llegar tarde”
Me preguntaba una periodista del The Independent si nuestra idea regresaba a los consabidos estereotipos nacionales. Enfocado el titular desde su literalidad no cabe duda, pero si se traspasa la barrera del impacto mediático que suscita, hay mucho más que una cabecera con gancho. El problema es que se vincule el llegar tarde con una forma de dejadez de nuestra idiosincrasia y no como una manera inconsciente de rebelarse contra la tiranía del sistema del tiempo físico de la medición. Sigo diciendo que el tiempo es propio y de cada uno, y no la sujeción rígida al tiempo medido.
Esto idea se puede malinterpretar en el sentido de que la hora española fomenta el horario laboral español, aceptando una demora en el trabajo y, por ende, la impuntualidad. El horario laboral español, así como el horario laboral europeo tienen sus pros y sus contras. La perspectiva que se presenta en EXTático es que el horario se adapta mejor al ritmo y al tiempo del sujeto, mas que el sujeto al horario laboral. En definitiva, nosotros somos partidarios de la flexibilidad horaria, que repercutiría en un mayor aprovechamiento de la productividad.
Nuestra idea del tiempo es un desmarque de la hora tiránica de la exactitud, de la medida. Y creo que los únicos que comprenden esta noción del tiempo, somos los habitantes de esta piel de toro. Por eso estamos convencidos de que tarde o temprano se iluminará la conciencia del tiempo extático, del tiempo propio como proyecto de vida. Eso es lo que ofrecerán las empresas a los futuros talentos, más que dinero, el tiempo para poder disfrutar y trabajar, las horas que sean, pero con el ritmo de cada uno, la organización de su propio tiempo.
Saludos

Trackbacks/Pingbacks

  1. EXTático » El arte de empezar de G. Kawasaki(I) - [...] importante, ya que si consideramos cómo la comunicación ha dicho que EXTático es un reloj para llegar tarde, pues …

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>