Puntualidad ibérica


Creo que uno de los conceptos más equivocados que tenemos los españoles es cómo concebimos nuestro modo de ser puntuales.
En principio los ingleses consideran la puntualidad llegar a la hora en punto, con la puesta en hora de sus relojes con la BBC, ni un minuto antes ni después en todas las ocasiones de su vida. Es decir, sus relojes tendrían que ser de cuarzo para concebir la máxima puntualidad y regirse por unos parámetros comunes en todos los habitantes de las islas. Si por ejemplo alguien tiene una cita para cenar en casa de otro y llega antes, esto se considera una falta de educación así como llegar después, ya que todos se rigen por el mismo patrón horario.
Por contra, los españoles entendemos la puntualidad desde otra perspectiva. Por ejemplo, si llegamos a una cita cinco minutos antes o cinco minutos después, no existe ninguna falta de educación porque los parámetros que rigen nuestra manera de concebir la puntualidad son mucho más elásticos. Nosotros ponemos en hora nuestros relojes con el ordenador, con las diferentes cadenas de televisión o incluso con el móvil, pero cada uno lleva una hora que varía en algunos minutos. La puntualidad de nuestros relojes no se lleva a cabo con la exactitud horaria de un parámetro definido como hacen los ingleses, sino más bien con muchos parámetros que, por su variación, no son tan precisos y exactos como los de la BBC. Eso significa que nuestra manera de ver el tiempo no es la de una norma para todos como una imposición social transcendental, sino que existe una laxitud que nos permite ser nosotros mismos los que elijamos la medida que más nos guste para aplicar a nuestros relojes.
Por eso en hora española no decimos que haya que ser impuntuales en el sentido británico o español, sino que debemos de entender que nuestro sentido de la puntualidad es bastante diferente al inglés o al de otros países, porque entendemos la puntualidad con cierta laxitud, que entra dentro de los parámetros que consideramos como educación y respeto. Otra cosa sería que llegaramos una hora tarde a nuestras citas y eso no es el concepto que defendemos ni pensamos ni habría una esfera en EXTático para desarrollarla.
Así, nuestra esfera de hora española lo que refleja con esos tres minutos y medio de retraso es ese concepto de puntualidad ibérica, que nos permite un respeto al “otro” y a la vez un desmarque con el dogmatismo y la tiranía del tiempo medido. ¡Imaginaros que tuvieramos que levantarnos a la hora exacta, desayunar con el amigo y tomarnos el café en el tiempo cronometrado, quedar a comer bajo el tiempo de la exactitud y de la tiranía del reloj de la TVE!
Entonces, que no se os atraganten las uvas y tomároslas despacio porque con tres minutos y medio de margen de la hora española, presta para quitarles el hueso a todas.
Un abrazo a todos vosotros EXTátic@s y futuros EXTátic@s, y que tengáis un Feliz Año 2008

2 Comentarios

  1. ¡Tres minutos! ¡Pero si hay gente que llega 15 minutos tarde a todos los sitios por sistema!

    A mi no hay algo que me moleste tanto que quede con alguien a una hora y se presente 10 minutos después. Me parece una falta de educación y una falta de respeto por el tiempo de los demás.

    Responder
  2. Hay una tercera perpectiva de ver la puntualidad, en los paises latinoamericanos como en el Peru. Aqui se dice: la cita es a las 11:00, y la gente responde “¿hora peruana?”, que no quiere decir que tenemos otras horas sino que todos estan concientes que somos impuntuales a una hora acordada, incluso para que lleguen temprano ya es costumbre citarlos 1/2 hora antes, osea en el ejemplo, a las 10:30, que viene ser un caso de engaño al citado porque los pocos “puntuales” esperan 1/2 hora y los que llegan despues muchas veces esperan 10 minutos por la tolerancia de tiempo que se pone a la cita. Aqui mientras no tengamos un cocepto claro de lo que es puntualidad estaremos cometiendo el mismo error siempre. Para mi la puntualidad es como la palabra lo dice, es llegar en punto a la hora fijada, porque el tiempo es tan valioso, asi como el respeto y los valores de las personas. Sin embargo estoy de acuerdo con la puntualidad iberica ya que no somos perfectos y tenemos que tener un acuerdo de tolerancia con en esos cinco minutos antes o despues.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>