El tempo del fútbol


Una de mis pasiones es el fútbol español, aunque también  me gustan ver los derbys de otras ligas como un Boca-River, un Milán-Inter o un Liverpool- Everton como el de ayer. El fútbol de la champions parece que desde que perdió el Aleti la copa de Europa frente al Bayer todavía lo siento en mi memoria histórica y me cuesta ver los partidos. Con respecto al fútbol de selecciones no es fútbol y por lo tanto ni lo veo.

Posiblemente donde se aprecia el sentido del tempo, que no del tiempo es en un partido y en toda la liga, incluso en varias. A veces me jacto de predecir el resultado de un encuentro nada más ver los tres primeros minutos de un encuentro (que no sea el aleti porque siempre que no lo veo gana), pero no es difícil si se ha visto tantos partidos y se han analizado sin la pasión de ser hincha de un equipo. En realidad el tempo es el ritmo de una acción y si esta acción la comprendemos desde varios puntos de vista entenderemos qué significa jugar al fútbol. Digamos que la acción de “futbolear” como un jugar al fútbol es un movimiento que no tiene fin. Desde que se instauró la liga se desarrolla una acción que varía con diferentes ritmos según los diferentes parámetros que se ponen en juego. Potencia física, técnica, táctica, equipo, calidad de jugadores, momento de cada uno de ellos, ansiedad por ganar, intuición del entrenador para conjuntar estos parámetros, hacen que la acción de futbolear sea una variable que se determine por tiempos, en un tiempo, de un modo rítmico variable. Si se entiende esto, es difícil que la suerte sea un factor decisivo en el “futbolear”. Por eso para comprender esta acción, hay que tener memoria histórica, entender lo que sucede en el presente e intuir el futuro. El futuro en el fútbol es que siempre es parte del pasado y del presente, que un partido dura hasta que termina, y que el final de una liga es el comienzo de otra. Esto significa que siempre se “futbolea”y que en realidad, más que la pasión por el resultado final, por un ganar o perder de un equipo, lo que prevalece es la acción rítmica, el tempo del fútbol que es el infinitivo eterno que significa este sin fin activo.

Por eso, lo que en verdad me gusta es ver los planteamientos tácticos, técnicos de cada entrenador, las posibilidades de cada jugador, de cada equipo, cómo se manejan los sistemas, cómo se ordenan en cada jugada, la manera en que dejan a los delanteros en la acción del fuera de juego. A mi juicio, la liga española posiblemente es la más igualada del planeta, aunque siempre ganen los mismos, porque comprenden mejor esta idea del ritmo, que el futbolear no es ganar un partido, sino una acción ilimitada en el tiempo. Por eso futbolear es el ritmo, la acción y el tempo, pero “ver fútbol” o “el fútbol en sí” es ver al aleti, pero eso ya es una filosofía de la vida.

Saludos amigos EXTátic@s

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>