El escape y las alternancias


Foto extraída del foro de inforeloj

Después de lo que dijimos sobre el tren de engranaje, explicaré un poco lo que significa el escape y las alternancias. Aunque dijimos que el tren de engranaje tenía cuatro ruedas, una de ellas la rueda de escape es la que comunica toda la fuerza del muelle del barrilete y convierte esa fuerza o torque, que habíamos medido con la consiguiente fórmula que describimos. Asimismo, el tren de engranaje tiene su fórmula para medir los ratios del número de dientes con su factor de conversión para determinar el número de vueltas, el tren de reducción de los engranajes o la relación de dientes con los piñones y engranajes de una rueda de centro con un barrilete, cuya duración es de ocho días. La mayoría de estas fórmulas están en una relación de proporción directa o indirecta según su aplicación. La misión es medir y relacionar la fuerza del barrilete, el número de dientes en engranajes y piñones, para elaborar y coincidir con las alternancias de cada movimiento, que en realidad es la disipación de la fuerza del muelle del barrilete.

Las alternancias son el recorrido que tiene un volante desde un punto a otro  y su movimiento inverso. A este volante ese movimiento se lo trasmite el áncora, que le llega dado directamente del barrilete a través del tren de engranajes con los consiguientes parámetros de conversión, que derivan de esas fórmulas de proporción a las que nos hemos referido.

En la etapa actual, creo que la mayoría de los relojeros no dominan estas fórmulas de conversión, que a mi juicio son muy importantes para realizar un calibre. Creo que para ello se necesitan algunas nociones de física, aunque de micromecánica ya van servidos. El problema está, y esto ocurre tanto en España como en Suiza, que la base de la formación profesional no incide tanto en la ingeniería, sino más bien es de práctica técnica como ocurre con los relojeros. Por ello, nos es bastante fácil comprender la física del movimiento bajo nuestros conocimientos de ingeniería e informática, además de la ventaja de utilizar un programa como el Tellwatch. Otra cosa diferente es crear complicaciones propias, para lo cual se necesita bastante experiencia y conocimientos, a pesar de que el Tellwatch ya lleva incoporada complicaciones de serie, como el Fly-back, el crono, o un retrógrado por ejemplo, así como últimamente un torbellino. Pero con la ayuda de nuestros asesores suizos y asiáticos conseguiremos nuestro propio movimientos.

Os paso un enlace muy interesante que a mi me ha servido para comprender a nivel conceptual cómo trabaja todo lo que hemos hablado sobre el escape del movimiento de una manera clara.

Saludos amigos EXTátic@s

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>