Todo vale como fundamento de EXTático

Paul Feyerabend

A pesar de que Feyerabend expuso esta frase con la idea de desafiar a los epistemólogos que pensaban en leyes generales para predecir la ciencia, no deja de ser esta misma afirmación un axioma. De todas formas, Feyerabend explica que en realidad es una broma, aunque bien valdría, según él, para personas que buscan cierta estabilidad en la búsqueda de principios nuevos  a través del cambio constante. Por ese motivo, esta regla muy bien podía ser un principio EXTático.

Feyerabend dice que no existe un método científico que consiga elaborar teorías que permitan establecer leyes permanentes e infalibles para explicar lo hechos observacionales de la experiencia. Para evitar ello hay que proceder contrainductivamente y presentar lo que él explica como el  “principio de proliferación”. Esto significa que para Feyerabend no es suficiente con los datos de la experiencia  como afirmación de una regla para elaborar una teoría. Él sugiere que se añada a esta otras teorías que contradigan a la regla general, una proliferación contrainductiva, que como hipótesis sean inconsistentes con las reglas generales de las antiguas teorías.

En realidad, la base de este principio, a mi juicio, es la duda metódica cartesiana, es decir, poner en suspenso la regla general para abandonar los prejuicios y extraer una consecuencia. Si bien Feyerabend explicó este axioma del “todo vale” para la discusión con Lakatos en su libro Tratado contra el método, puede ser un principio de deconstrucción de prejuicios cuando se aborda cualquier tema, aunque es muy efectivo en el ámbito del diseño y fabricación industrial.

La mayoría de la industria relojera contiene unas reglas de fabricación por las que se rigen los diferentes elementos del reloj y el movimiento. Por eso, las cajas de los relojes, que son fabricadas por mecanización, ya he explicado que, gracias al “todo vale”, hemos encontrado que se pueden fabricar por sinterizado, deposición o microfusión, siempre y cuando el material y el proceso sean consecuentes con el diseño del reloj. Ahora bien, este mismo “todo vale” se puede incorporar a las coronas, que ya las hacemos sinterizadas, o a las correas, que las estamos probando con recubrimiento de carbono, o a las esferas, que ¿por qué no sinterizarlas también?

La consecuencia de esto es que si se pretende innovar permanentemente, hay que mentalizarse que la ley general de este concepto es el “todo vale” de Feyerabend. Así, incluso los procesos que actualmente nos valen para la fabricación de relojes, pueden ser constantemente revisados contrainductivamente para la posible mejora de nuestros EXT. Incluso el mismo concepto de marca puede siempre estar en permanente desarrollo gracias al cuestionamiento axiomático, que es la base de la innovación EXTática.

Un saludo a todos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. blogring.org - Blogring for feyerabend... Blogring for feyerabend...

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>