Ensamblaje de los elementos del reloj

Soldadura por gas

Muchas veces los diferentes elementos de un reloj necesitan de diversos modos de ensamblaje. Así, cuando se diseña un reloj hay que tener en cuenta el modo en que las diferentes partes van a ser juntadas, con más o menos elementos, además de los procesos que existen para ello. Varios procedimientos describe M.Ashby en su libro Materials and Design, que yo he adaptado para los relojes.

El primer proceso de ensamblaje es el de los adhesivos. Tienen una resistencia a la tracción de 45 MPa. Se usan para áreas más bien largas y la línea de espesor alcanza unos 25 micrones. Su desventaja es su limitada resistencia a la temperatura (190º) así como a los solventes. Los adhesivos pueden ser para metales, madera, elastómeros, cerámicas y cristales, fibras de carbono y textiles. En relojes, muchos tubos de las coronas están ensambladas con adhesivos directamente a la luz de la caja, por medio de cianoacrilatos o resinas epóxicas. Algunas esferas necesitan de adhesivos para ensamblar la fibra de carbono al metal o metal con metal, con lo cual con 25 micrones se puede solucionar la dificultad de colocar tornillos de ensamblaje. Las correas de cuero se pegan entre sí, además del cosido. Algunos cristales se adhieren a la caja con cianos, sobre todo los cristales estándares. Los rubíes del áncora que contactan con la rueda de escape se adhieren al metal con cianos.

El segundo proceso que describe Ashby es el de los pasadores o “fasteners”. Estos pueden ser el cosido, las grapas, los tornillos y los topes con nicho. El cosido se usa para las correas para juntar diferentes elementos como caucho, piel, kevlar, etc. Los remaches o grapas se usan para la correas, protectores de corona o algún tipo de ornamento en la caja. Los tornillos son muy útiles para ensamblar elementos de las cajas y de los puentes y platinas del movimiento. Los nichos se pueden labrar como guías de cajas o en los movimientos. Los pasadores así llamados también pueden utilizarse como ensamblaje entre la correa y la caja, donde se labrarán unos nichos para que se acoplen estos dos elementos.

El tercer proceso es la soldadura. Puede ser la soldadura eléctrica, que es el modo como se sueldan los pilares que sustentan a las esferas en el movimiento o las mismas guías de los pilares de los puentes que se fijan a las platinas. La soldadura por gas se utiliza para soldar los tubos de las coronas a las cajas o algún tipo de abrazadera compleja que no puede ser mecanizada junto con la caja principal y en el diseño se requiera este proceso. También se puede hacer por láser.

El último proceso es por presión y atornillamiento, aunque esto es de mi propia cosecha, ya que no lo describe Ashby. Muchas cajas pueden ser roscadas o ensambladas por presión. El roscado se consigue por mecanización, pero suele ser individual para las piezas, es decir, no es extrapolable. Asimismo, los cristales de los relojes se tiene que insertar bajo presión dentro de la caja y en el interior del correspondiente O-Ring, para asegurar la hermeticidad. 

Estos son los procesos de ensamblaje más comunes en los relojes descritos de una manera general y más o menos clasificados. Por supuesto, cada uno de ellos es factible de una explicación más profunda, además de que falten enumerar algunos más, pero creo que es suficiente para hacernos una idea de lo que son los procedimientos de ensamblaje, la mayoría de ellos realizados en las oficinas de EXTático en Alcoy.

Un saludo EXTático

1 Comentario

  1. me han salvado la vida…

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>