La publicidad en papel se muere


Publicidad impresa de EXTático

Ya hablaba hace tiempo de este tema, cuando en 233grados.com han explicado claramente el problema de la publicidad en los medios impresos. Como siempre explico muchas veces, trabajamos todos los individuos por medio de dogmas o axiomas, muchos ellos con una pretendida ley de causalidad directa es decir, una causa un efecto. En la publicidad de los medios impresos el axioma es, según los de 233grados, que cada lector de una publicación está expuesto a cada anuncio. El resultado de esta premisa o su relación causa-efecto es que la publicación, como es determinada y escasa es decir, que tiene el monopolio de la lectura, pone el precio que le dé la gana pensando en ello. Si una publicación como Gentleman tiene una tirada de 15.000 ejemplares, se supone que van a llegar a un sector fijo que pretende ese artículo y cobran lo que establecen.

Claro que Internet ha dado al traste con este axioma, que ya no veía claro desde que empecé en este asunto del tiempo. Si una revista la hojeas, no retienes en tu mente la publicidad y dependiendo del lugar donde esté colocada, solamente ocurre durante unos segundos. Luego la revista la mujer te la tira a la basura y hasta el mes que viene. En cambio, ya dijimos que en Internet la publicidad es mucho más constante y se controlan las entradas a través del panel de gestión de la web, con lo que se conoce de primera mano la eficacia del banner. Por lo tanto, la gallina de los huevos de oro se ha acabado para ellos, dicen en 233grados.

El beneficio de esta quema de papel de la publicidad es para empresas pequeñas como la nuestra que no tenemos acceso a los grandes medios, por el modelo de gestión, ya que con los anuncios que pusimos en nuestra presentación, podíamos haber desarrollado un par de relojes más. Fue un dinero tirado en helicóptero, como el de Bush a las financieras americanas. Nadie se enteró de que existíamos, que para series muy limitadas fue un planteamiento muy equivocado de marketing. Menos mal que rectifiqué a tiempo.

Por ese motivo, gracias a nuestros banner en tiempo de lujo y en el portal de RE sabemos las entradas de la web al día, que son los lectores que han visto la publicidad desde parámetros verdaderamente medibles.  Incluso en una web como la de Watchuseek, donde no hemos colocado publicidad, solo por el mero hecho de habernos enlazado, podemos comprobar que todos los meses entran 40 visitas, de los cuales ya hemos recibido algún pedido del Juntor, cosa que no puedo decir de la publicidad impresa.

Después de haber leído esto, prefiero mil veces saber los números de lectores a partir de nuestros banners, que dar el dinero sin saber qué ocurre con él. Casi es peor que lo de los Fondos Apalancados Estructurados Mejorados de Alto Nivel o FAEMAN o faenón digo yo.

Un saludo desde la Hora Española 

Trackbacks/Pingbacks

  1. EXTático » Rolex y la cabecera de El Mundo - [...] La publicidad en papel se muere [...]

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>