El concepto de lo perfecto con referencia al Yo EXTático


Esto no es lo perfecto EXTático

Quizá este post es más adecuado para el blog del surfista, pero como son unas ideas que se me han ocurrido y no quiero extenderme mucho, me gustaría anotarlas de alguna forma. Entonces, el concepto de lo perfecto se ha deformado desde que lo presentó Aristóteles , como uno de los conceptos, fundamentos o principios de la metafísica. Actualmente la RAE acuerda que perfecto significa el mayor grado de bondad en su línea y el grado máximo de una cualidad o defecto. Este último significado todavía se mantiene para lo malo. Así, cuando todavía me gustaba salir a navegar, recuerdo que cuando pedíamos referencias del tiempo al conserje del Club Naútico de Gandía muchas veces nos respondía “perfectamente malo”. A mí me sorprendía mucho, pero está aceptado por la Academia.

La raíz de lo perfecto en griego procede de la palabra teleiov, que procede de telos, final o realización. De ese modo, lo perfecto según Aristóteles tiene varios significados que dependen de esta raíz. El primero explica Aristóteles, es aquello fuera de lo cual no es posible tomar ninguna parte de ello. El ejemplo es una referencia al tiempo perfecto de cada cosa como aquel fuera del cual no es posible tomar algún tiempo que sea parte de este tiempo. Es decir, esto pertenece a lo que la gente dice que “cada cosa lleva su tiempo” o es perfecto que cada uno desarrolle su tiempo. Con el Yo EXTático de cada uno, lo perfecto es desarrollar su tiempo natural como proyecto de vida, es decir, terminarlo y desarrollarlo hasta la muerte. Un individuo que muere por causas naturales ha tenido un tiempo perfecto. No es casualidad que en griego la esencia, to ti hn enai, significa algo parecido al tiempo perfecto verbal como lo que ha sido ser.

El segundo significado de perfecto, explica Aristóteles, que es la propia excelencia que nada falta, según la esencia-especie, ya que son sinónimos. Por ejemplo, un médico es perfecto o un ladrón es perfecto cuando son completos. Se supone entonces, que el médico perfecto es el que es reconocido por la sociedad con su título o el ladrón es perfecto porque no lo atrapan, como el crimen perfecto. Ahora bien, lo perfecto así comprendido está fuera del tiempo extático, que este es el tiempo del yo propio. Para Aristóteles la mayor excelencia del tiempo es el momento oportuno, y esto en cuanto a un Yo EXTático es el saber elegir la acción en el momento adecuado. El médico perfecto sería el que sabe elegir la acción determinada en el momento preciso y no el que es reconocido por la sociedad. Ahora bien, eso se aprende por la experiencia, dice Aristóteles, una experiencia abierta siempre a la individualidad EXTática y al propio tiempo.

Continúa Aristóteles diciendo que lo perfecto es lo que no carece de ninguna parte de su magnitud natural. El Yo EXTático también es cuerpo, como también es propiedad y entorno, hacienda y estancia. Por ese motivo, el YoEXT no es perfecto en el sentido de que me faltan algunos molares, y no puedo decir que tenga todas las partes de mi magnitud natural. Así, la referencia a lo perfecto se delimita al tiempo EXTático y no a la estética o a patrones de belleza.

Un último significado de lo perfecto se refiere a las cosas que tienen un fin, que han terminado, se han completado en todas sus formas, acciones o causas. Esto indica que lo perfecto para Aristóteles era lo terminado, lo completo. Si una acción se empezaba y acababa era perfecta. En cuanto a un Yo EXTático que comprende su propio tiempo, que en realidad es contingente, y su esencia no se termina de realizar hasta que muere, lo perfecto está en los accidentes que lo explican en el tiempo. Si se realiza un proyecto en el tiempo, se termina, si se realiza una acción esta tiene un fin, si se da una palabra se cumple si se quiere ser perfecto.

Ahora bien, este sentido de lo perfecto es individual y no objetivo. No pertenece a lo universal establecer qué es lo perfecto, por lo cual lo perfecto es lo relativo a cada Yo EXTático en referencia a su propio tiempo. No se es perfecto por seguir unos criterios dogmáticos, éticos o religiosos, sino por saber actuar en el momento oportuno con respecto a un fin, durante el tiempo natural para cada YoEXT establecido. Este concepto es muy importante para explicar cómo una empresa cualquiera debe de afrontar su idea de lo perfecto en relación al mercado, porque la empresa es una especie de YoEXT, en cuanto se identifica con el concepto de casa griega, oikia.

Bueno, quería hacer algo ligero, pero enseguida le he cogido el gustillo.

Saludos desde la Hora Española.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Ortodoncia día a día » Mi filosofía particular de la ortodoncia (IX) - [...] ortodóncico que le advierte de no pecar y le castiga con la culpa interior. Del concepto de lo perfecto …

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>