Persología o tecnologías del estar-bien.


Siesta

Vicente Verdú escribía hace dos años un artículo en El País donde introducía este neologismo de la “persología. Significaba alta calidad de vida a la persona, explicando que España era un país en que se podía desarrollar este tipo de ciencia. Decía que aquí habíamos perdido el tren de la I+D en invención industrial y que las empresas tendrían grandes problemas cuando cambiase el boom inmobiliario y el consumo. Palabras proféticas, ya que en aquel entonces planteba una solución. Verdú esgrimía la creación de un superministerio para encauzar el verdadero producto que ofrece España que es la experiencia afectiva para las personas. De ahí la persología. Dentro de un conjunto de vivencias que ofrece la calidad de vida (la 15 del mundo), la gastronomía, los monumentos y todo lo que ofrece nuestro territorio a nosotros mismos y a los visitantes, sería la misión del superministerio, ordenar, limpiar, rehabilitar todo este paisaje y experiencias afectivas. En definitiva, persología antes que tecnología.

Desde aquí siempre hemos defendido una postura similar en el aspecto de que en España es muy difícil innovar en el sentido industrial, debido a la premura de beneficos en todas las empresas. En cambio sí que existe una multitud de departamentos de I+D para la persología o las tecnologías del estar-bien, que son los bares y restaurantes de la Hora Española, que ya en la base de nuestro concepto explico que ni los chinos nos pueden copiar. Por ello la idea de un superministerio es interesante, pero más bien tienen que ser las propias empresas las que se acoplen a esta calidad de vida que ofrece nuestra idiosincrasia nacional, porque va a ser difícil que exista una coordinación a nivel estatal debido a los conflictos internos. Ahora bien, de lo que nadie duda, desde Galicia a Andalucía, es en la constante investigación y desarrollo de una calidad de vida, que desde aquí he llamado tecnologías del estar-bien. Por eso los departamentos de I+D de este tipo de tecnología afloran en cada rincón del territorio y en cualquier casa saben apreciar los avances en este tipo de ciencia, porque en realidad es una ciencia.

¿Qué es una tecnología? Escojo dos definiciones de la RALE. La primera es el conjunto de teorías y de técnicas que permiten el aprovechamiento práctico del conocimiento científico y la segunda es el lenguaje propio de una ciencia o de un arte. Yo creo que a pesar de que nosotros estamos empleando un lenguaje para expresar las tecnologías del estar-bien, creo que se está esbozando un conjunto de teorías y técnicas, que aunque no se demuestre un conocimiento científico, como metodología objetiva, sí que existe un conocimiento experimental. Y por qué no se puede convertir en la ciencia del estar-bien. En España sabemos mucho de este tipos de experiencias tecnológicas, a las que Verdú llama High Touch o algo así como contacto vivo o fuerte. Todas estas experiencias están ligadas con la manera que tenemos de plantearnos el tiempo, nuestro propio tiempo. De ahí el concepto de Hora Española.

De todas formas, creo que a esa persología hay que añadir las tecnologías del Yo, que tan bien ha descrito Foucault y que derivan de los sabios estoicos. Y esto no es labor de superministerios sino de que cada uno conozca a su yo su sentido de vivir, que es el propio tiempo. Las empresas deberían de implicarse un poco más en el desarrollo de estas tecnologías del yo, encauzando unas tareas a desarrollar por los componentes de la misma en aras a conseguir una aplicación de las teorías y técnicas que beneficiarán a todos a corto, medio y largo plazo.

Por ese motivo le otorgamos un puesto fundamental en nuestra idea del tiempo. Tanto en el blog, como en el boletín y el foro clasificamos esta idea “personológica” dentro de las categorías de la Hora Española y las Tecnologías del estar-bien. Los componentes de la empresa leen todos los post y son comentados entre nosotros. Además, ahora que vamos a enlazar el boletín en www.horaespañola.es cada uno de nosotros va escribir un apartado cada mes para dar referencia a los aspectos más importantes de sus vivencias del estar-bien. En realidad las tecnologías del yo son las vivencias bigráficas que componen el tiempo propio, el tiempo EXTático.

Un saludo desde la Hora Española

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>