Normalización en la industria relojera

La normalización es la formación de reglas para la fabricación de productos manufacturados, industriales o científicos, con el objetivo de que muchos de esos productos puedan ser aplicados independientemente. Asimismo, son normas comprobadas de calidad, que permiten conocer medidas y tolerancias básicas para construir una pieza con la suficiente garantía en sus prestaciones. La normalización suele tener un carácter internacional, con lo que cualquier empresa puede obtener las normas industriales para el campo de su competencia, dentro de la categoría que desarrolle su producto.

En el caso de la normalización en relojería, casi todas las normas se encuentran en la Federación de relojería suiza, aunque la Asociación francesa de normalización las ofrece también en formato electrónico. La NIHS (normes industrie horlogere suisse) ha normalizado de una manera amplia, las medidas y tolerancias que deben de tener las cajas herméticas, platinas y puentes, dentro de los elementos más grandes del reloj. Asimismo, barriletes, resortes, espirales, perfiles y bastantes piezas pequeñas, están normalizadas para facilitar la labor de construcción de un calibre. Aun así, es muy difícil que se consigan estas piezas como oferta estandarizada de los diferentes fabricantes, con lo que casi siempre y con medidas normalizadas, hay que fabricarlas de una manera individualizada.

Otra cosa aparte son las normas de industrialización de manufacturas y escuelas de relojería, como ETA o la Escuela del Vallé de Joux, Cetehor o NHS donde cada uno de ellas tienen normalizados sus propios perfiles de engranaje, porejemplo. Además, en el caso de ETA muchas de las otras piezas que fabrican, están normalizadas con sus propias medidas, dada la abundante producción de las mismas. Desde hace poco tiempo, 2003, se pueden acceder a los planos liberados de sus movimientos, que es una buena fuente de datos para conseguir los datos de tolerancia y fabricación, en muchos casos bastante claras y en otras no tanto.

Lo ideal es que cada empresa que se dedique a la fabricación de componentes relojeros, comience la manufactura con normas estándar. Una vez conocido perfectamente el proceso de fabricación, se puede mejorarlo con procesos de desarrollo propios, donde la norma pasa a ser un secreto industrial o una nueva patente, en el caso de que la empresa desarrolle alguna novedad interesante que supere la estandarización. De todas formas, la fabricación de cada pieza de un reloj es un proceso bastante complejo, incluso si está dentro de las normas de la industria suiza.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>