El futuro de los contenidos digitales

Hoy en día el aumento de información en la red es casi infinito, excediendo cualquier tipo de necesidad para el usuario. De cada tema que se indaga se encuentra una multitud de enlaces, todos ellos capaces de dar una información sobrada de cada uno, con lo cual más que informar lo que se logra es vacilar ante tanto contenido. El usuario se dispersa ante el exceso de la oferta y termina por acceder a los vínculos más buscados o mejor posicionados, que no suelen ser más de tres. De ahí la importancia de que el vínculo cumpla con todos los requisitos para que en la búsqueda de información, esté muy bien posicionado, aunque ello supone que la palabra de búsqueda no sea una palabra genérica como “reloj”. Ello implica que debe de existir una información previa recibida de alguna forma al usuario general, que suelen ser a través de los medios digitales más pinchados, los diarios digitales. Por ejemplo, Rolex desde hace mucho tiempo ha apostado por mantener un banner en El Mundo, lo que le permite un acceso directo a su web. El problema es que si los contenidos de los medios digitales comienzan a ser de pago, mucha publicidad será retirada, ya que dudo mucho que el usuario quiera pagar por la información y mas cuando abunda en la red. Solo cambiará y tenderá a buscar enlaces que le ofrezcan esos contenidos gratis y menos politizados.

Puede que ese sea el gran problema hoy en día de los contenidos y titulares de los periódicos digitales, su parcialidad. Existe una gran necesidad en los medios de pago y los que no son de pago, para conseguir aumentar los ratios de entrada a sus webs. Para ello, no dudan en introducir titulares cada vez más polémicos, para lograr que el usuario pinche la noticia. Antes, en los medios impresos, no se conocía hasta a última hora, el impacto causado por un titular o una noticia. Ahora, incluso el lector, está comprobando qué es la noticia más leída en cada momento. Por ello, es muy fácil para el editor sacar las conclusiones adecuadas para ofrecer los titulares más jugosos e impactantes, sea de política, de religión o de la farándula, para conseguir los objetivos de aumentar las entradas diarias.

Ahora bien, ese modo de editar contiene un gran problema a medio y largo plazo, el hastío. El usuario de un medio digital diario va percibiendo poco a poco, que está siendo manipulado por los titulares y su opinión surge de ellos. La gente opina solo porque lee un titular, discutiendo de todo de un modo exaltado y sectario, como si le fuera la vida. Pero de esa manera de actuar, cada vez más lo va relacionado con unos medios y unos titulares que lo que pretenden es un estado constante de agitación permanente, para que el usuario necesite con ansia la noticia y pinche en la web, cada vez más manipulada en todos los sentidos. El deseo alcanza a tal extremo, que si por alguna razón, no se puede conectar a la web, se padece el síndrome de abstinencia. Pero si se permite que pasen los síntomas, se aprecia el grado de dependencia y la relajación que produce, el no estar constantemente manipulado por titulares y medios, que solo pretenden conseguir el sometimiento mediático.

Una solución para obtener contenidos y noticias no manipuladas y de acceso libre es que las compañías y empresas de marcas en el mercado, las ofrezcan a través de un medio o periódico digital de edición propia. No se trataría de un portal corporativo, sino más bien de un boletín o periódico digital, donde las noticias fueran tamizadas y elaboradas por un gabinete de comunicación, completamente objetivo, con la única finalidad de ofrecer información sin titulares estresantes, que alteran en muchos casos el comienzo de un día laboral. La noticia impersonal, el análisis franco a través de un soporte propio de la compañía, sin aliarse con ningún tipo de componente ideológico, sino ofreciendo noticias de interés diario, sin la carga politizada del interés partidario, puede ser una solución tanto a los profesionales de la comunicación, como a los usuarios y a las mismas compañía, además de ser un medio más barato para la publicidad.

2 Comentarios

  1. El problema es que nadie es objetivo. Pero estoy de acuerdo en que los medios tienden a ser cada vez más sensacionalistas para atraer lectores.
    de todos modos piensa que en épocas de crisis, los medios no quieren molestar a sus anunciantes y por eso solo publican la cara bonita. ¿te imaginas un artículo contra Rolex que es un estupendo anunciante?
    Por eso, están naciendo medios como Wikileaks o Propublica que están financiados por fundaciones o donaciones y que son totalmente independientes.
    Wikileaks es el medio on line que más exclusivas ha publicado en los últimos meses, como por ejemplo el video donde soldados norteamericanos matan a un fotógrafo de Reuters y a su chofer.

    Responder
  2. Leí tu post de la wikileads en zoomcrash. Creo que es otra opción fundaciones de carácter independiente, que no estén constantemente influyendo en nuestro modo de pensar. Además, este tipo de organizaciones no son muy condescendientes con el Estado, hoy en día el mayor dominador de los medios, por lo menos en España

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>