El mercado de la multifunción en los relojes.

Hace unos días recibí un correo electrónico de un cliente chino que le encantaba el nuevo reloj de EXTático, el conceptor. Después de alabarlo un rato me preguntaba que qué funciones tenía el reloj. Claro está que ha sido muy difícil explicarle a nuestro cliente chino que el reloj en realidad es un concepto del tiempo y que las sensaciones que emana son las verdaderas funciones. Y es que si hay alguna cosa que le encantan a los chinos son los relojes multifunciones, con cronómetro, calendario lunar, GMT, rattrapante, tourbillon, etc. El caso es que mientras más funciones aunque sean ilegibles mejor. Creo que también es extensivo al mercado actual de la relojería suiza de lujo, donde las grandes marcas usan básicamente relojes multifuncionales a la hora de presentar sus novedades en el mercado, como se ha visto en Basilea. Otra cosa es la alta relojería con muchos independientes a la cabeza que intentan introducir grandes complicaciones totalmente nuevas en movimientos originales, que suelen presentarse más bien en la Feria de Ginebra.

El problema de este tipo de reloj, el de la multifunción es que es más difícil de elaborar sensaciones que no recuerden a algún otro en concreto. Por ejemplo en la función cronómetro apartarse de una línea diferente es un esfuerzo titánico a no ser que la originalidad se plasme en la caja y sus adaptaciones a la correa. Lo mismo ocurre con las demás funciones incluso con los tourbillones, que hoy en día son la base de la máxima complicación en las relojería suiza de lujo, no así en la de Alta relojería, donde las complicaciones alcanzan metas insospechadas gracias a la imaginación de muchos creadores independientes.La única manera que pueden desmarcarse de la relojería estándar de lujo estos creadores independientes es de esta manera, creando relojes carísimos con innovaciones y lecturas nada práctica pero muy atractivas al consumidor. Las multifunciones ya pueden ser adquiridas por un mercado muy amplio de posibilidades, ya que casi todas ellas están al alcance del consumidor potencial. Incluso los tourbillones están aflorando en el mercado a unos precios muy asequibles, aunque sean de procedencia china. Que nadie se quede sin su tourbillon, nos están explicando las marcas. Eso es lo que sucederá dentro de poco con los tourbillones suizos, que se podrán adquirir a muy buen precio, ya que en sí misma es una complicación como la reserva de marcha, desde el momento en que se fabrica en serie y bajan sus precios.

Claro está que el futuro de la relojería de la multifunción está en la complicación imaginativa de los creadores independientes suizos pero a precios asequibles para un mercado más amplio, más realista que al que se dirige la Alta Relojería. El reto está en que empresas que tengan capacidad de producción de elementos de relojería, se alíen con empresas que puedan ofrecer diseños industriales e imaginación de un modo rápido para presentar sus productos al mercado en muy poco tiempo, descatalogando en un plazo mínimo. Además de presentar nuevos productos con celeridad, se podrían ofrecer precios más que razonables a un mercado sobresaturado y exhausto pero todavía con amplias posibilidades de crecer en todas partes del mundo. Aquí en España de momento será difícil de ver ese crecimiento.

2 Comentarios

  1. Lo de:

    relojes carísimos con innovaciones y lecturas nada práctica pero muy atractivas al consumidor

    En lo de carisimos estoy totalmente de acuerdo, ahora en lo practico no, solo por mencionar alguno, Urwerk, creo que no existe un reloj en el que ver la hora sea mas practico y sencillo, incluso mas que en un reloj con agujas normales.

    Responder
  2. @ Daniel:
    Has escogido un gran reloj para esa referencia. :)

    Un saludo

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>