La wikinomía y EXTático

La wikinomía es una nueva forma de producir un producto con la colaboración directa o interacción de diferentes grupos humanos y una empresa, en una forma rápida. De ahí que el neologismo en inglés provenga de una palabra compuesta Wiki que en español significa rápido y economics economía. Wikinomics que en español la escribimos wikinomía.

Gracias a las nuevas tecnologías, la información es accesible a todo el mundo. Ello supone que cualquier persona que esté conectada a un ordenador, pueda acceder en cualquier momento al desarrollo de un proyecto, dar su opinión, valorarlo e introducir sus propias ideas como consumidor. Este tipo de consumidor como concepto fue descrito por Mc Luhan en el año 1972 junto con Nevitt para mostrar que un consumidor podría ser un productor con la tecnología electrónica, llamando a este tipo de individuo prosumidor. Este concepto se planteó debido a que el mercado estaba completamente saturado de productos estandarizados, como ocurre en mayor medida en la actualidad. Toffet explicó que la vía para incrementar las ganancias en las empresas, era fabricar productos personalizados en masa,  con todas las sugerencias del consumidor. Así se convertía en productor de su propio objeto de deseo. El prosumidor debe de participar enteramente dentro del diseño, ofreciendo sus ideas para que el producto fuera completamente de su agrado. Incluso los nuevos procesos de fabricación como la sinterización llegan a tal extremo que hay empresas donde es el mismo cliente el que desarrolla totalmente su producto y se le sirve en muy pocos días.

En EXTático esta idea siempre nos ha parecido genial, tanto cuando lo llamaban crowsourcing como ahora que parece ser la base de una nueva economía. El foro de EXTático, creado en el año 2007 se hizo con este motivo, desarrollar productos con las ideas de nuestros EXTátic@s, que nos ayudaban para crear un producto más personalizado. Ya en aquel entonces apostamos por este tipo de interacción económica con diferentes foros de relojes, que nos permitieron establecer relaciones tecnológicas entre la empresa y los prosumidores. No salió bien, pero creo que el desencuentro fue porque este tipo de relaciones comerciales todavía está en pañales y necesita evolucionar en muchos aspectos. No cabe duda que ante un mercado tan saturado, el producto personalizado en pequeñas series es un campo que tiene un gran nicho de mercado. Los foros, los blogs, los grupos y sociedades de amigos de relojes están proliferando y es posiblemente un campo que hay que tener muy en cuenta por todas las compañías relojeras.

El gran inconveniente en este tipo de interacción es el de la comunicación. “En la red, la comunicación se desvirtúa y aparecen nuestros mayores enemigos, que son nuestros miedos, que por un exceso de realidad subjetiva, se vuelven contra nosotros y se interpretan cosas más bien imaginadas. Estamos acostumbrados a la relación presencial, que nos añade la expresión corporal una mayor comprensión del otro. Internet lleva pocos años funcionando y no se parece en nada a lo que nos han enseñado en la escuela y nuestros padres con respecto al modo de comportarnos. Es una nueva forma de comunicación en la que todos estamos pasando por esa infancia. Los nacidos ahora estarán mejor adaptados que nosotros”. Este párrafo es extraído de un comentario que puse yo mismo en un foro de relojes, a partir de una discusión sobre los motivos por los que no llegó a término un proyecto. Creo que no podía describirse mejor el problema actual que existe en el desarrollo de este tipo de nueva economía. Como es una relación interactiva virtual, muchos de los mensajes se malinterpretan subjetivamente. Muchas veces como cuestiones personales, otras veces por la cantidad de opiniones vertidas sin fundamento. Un amigo EXTátic@ nos recordaba en un comentario con otro proyecto malogrado como un ejercicio que realizaban los chicos de su clase para construir la mujer ideal. Este consistía en seleccionar lo mejor de cada chica que ellos conocían para que en base a ello construyeran la mujer de sus sueños. El resultado acababa siendo un monstruo.

Es que la wikikomía es interacción en base a unos requisitos mínimos, para conservar las posibilidades de fabricación dentro de los gustos de cada uno de los prosumidores. Hay que conjuntar diseño, gustos y posibilidades de fabricación dentro de una comunicación muy abierta para que no dé lugar a malos entendimientos. Y sobre todo transparencia. Hoy en día con el acceso a la información en la red, que tienen todos los usuarios, y sobre todo, los prosumidores es verdaderamente inconsciente que las empresas intenten ocultar información sobre algo o mentir. La mentira o el ocultamiento deliberado de la información puede ser el peor error de la empresa. Quizá las bases de esta nueva economía serían, una máxima información al prosumidor, una máxima comunicación en la interacción aprendiendo las nuevas reglas del lenguaje virtual y una  celeridad pero calculada (festina lente) para que las relaciones sean ágiles pero que no se malinterpreten. Se podrían esquematizar algunas más pero de estas partirían los principios de esa nueva interacción, ya presente en muchos foros.

Seguiremos apostando por la wikinomía por muchos motivos. Uno de ellos es que es muy gratificante fabricar productos personalizados para otros, pero sobre todo es que siempre estamos aprendiendo. Hay muchos campos dentro de la relojería que los diseñadores y fabricantes desconocemos. Con humildad por nuestra parte y reconociendo el amplio conocimiento que tienen muchos prosumidores de su producto, que son los relojes, se puede avanzar no solo en la mejora de un producto personalizado sino en el abastecimiento de nuevas ideas para el desarrollo futuro de nuevos proyectos, además del enriquecimiento personal que ello supone.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>