El afán de posesión en nuestra cultura

Cuando el afán de posesión es desmedido se le llama codicia. En el personaje de G. Gekko de M. Douglas explicaba en su segunda película, que el problema de la debacle de la subprime había estado en la codicia del que se hipotecaba para comprar una casa, hasta el...