El miedo al yo

Cuando empecé mi vida profesional enseguida aumenté de peso unos kilos. Un amigo endocrino me dijo que estaba muy gordo y que tenía que ponerme a dieta. Lo curioso es que este amigo mío pesaba mas de 120 kilos era endocrino y se especializaba en hacer dietas para bajar de peso. Es la clásica ruptura entre la teoría y la práctica o entre el sujeto y el objeto.

Todos nosotros hemos conocido casos del dentista que arregla los dientes o los blanquea y los suyos son mas negros que el tizón o del psiquiatra que rehabilita a los alcohólicos y los fines de semana se toma todos los chupitos que su cuerpo le permite. O los padres que les imponen normas a sus hijos inflexibles que ellos mismos no cumplen. Eso es la disociación entre la teoría y la práctica o lo que es lo mismo entre el sujeto de conciencia como yo y el objeto como realidad física. Esta disociación se debe a la enseñanza que hemos recibido desde hace más de 1500 años que existe una realidad física que nos afecta interiormente y el conocimiento procede del estudio de esa realidad. La verdad sería una adecuación de la cosa al intelecto, vendría a explicar la filosofía escolástica.

Así, si la verdad está en la adecuación de la cosa al intelecto este se convierte en sujeto de conocimiento de la cosa como objeto. El sujeto es un vehículo de trasmisión del conocimiento de lo exterior y su adecuación intelectual se fundamenta en el conocimiento del objeto. Por tanto, todo lo que es objeto y puede ser considerado material es lo exterior incluido el cuerpo, mientras que lo interior no es más que una fuente de datos que se enfocan para una función de conocimiento de lo exterior que es el objeto. Para este tipo de conocimiento no hay sujetos para sí sino objetos en sí, que no pueden ser conocidos o por su aleatoriedad e incertidumbre en la medición o porque son entes basados en conceptos abstractos como materia, gen, fuerza o vector. El otro conocimiento es cuando el sujeto es el propio saber, su realidad activa.

Fíjate en ti mismo, dice Fichte y dirige una mirada al interior. Posteriormente dice mira a tu cuerpo que es la primera representación de la unión del sujeto y el objeto, de lo que es teórico y de lo práctico, que para Fichte significa lo mismo, el existir del concepto. El concepto es un hecho de la conciencia, algo que aparece directamente allí y no procede de un objeto exterior. Eso es lo que hay que interpretar o considerar, que es un hecho de la conciencia y no un fenómeno de un objeto material exterior a nuestro yo. Ello significa que si es puesto por la conciencia y esta es sujeto, la dicotomía sujeto vs objeto se convierte en expresiones del mismo origen y fundamento. Lo que nosotros captamos es fruto de nuestra propia actividad fundamentada en un Yo general del que participamos todos y que cada uno de nosotros lo individualiza y lo hace práctico. Entonces el saber del sujeto significa el esfuerzo o la trayectoria para comprender esos hecho de conciencia que son expresiones de nuestra actividad. Por tanto, lo importante para el sujeto sería comprender nuestras acciones, fijarse en uno mismo como ser cuerpo/yo que actúa en relación con los demás como hecho primero del conocimiento y no como el conocimiento mediado del objeto en sí que es exterior y en realidad es una nada para el sujeto comprendido activamente.

Más simple todavía, si yo fuera el endocrino me miraría primero a mí en relación a los otros y me fijaría en mi mismo. Mi cuerpo como un yo práctico que actúa y a la vez piensa, me daría cuenta con la interrelación subjetiva que mi peso es anómalo, y pondría mi conocimiento al servicio de mis acciones para bajar de peso, y no desde un punto de vista que considera una realidad exterior, una separación teórico/práctica solo como un vehículo de conocimiento y no como una acción práctica de mi propio yo que piensa del mismo modo que actúa, ya que es la misma cosa. Así todo pensamiento y acción son prácticos porque son teóricos y viceversa sin existir ningún tipo de separación. Solo dos modos de expresión de la actividad espontánea y libre que es el Yo general, que se manifiesta particularmente en cada uno de nosotros como expresiones de un yo propio y práctico.

El problema es que toda la sociedad tiene miedo a ser libre, y por tanto, miedo al yo. El yo propio es la expresión particular de la libertad y de la espontaneidad. Entender que algo es posible es comprender la libertad porque es capacidad de acción. El miedo a esa posibilidad, a la posibilidad en sí como incertidumbre, del sentimiento de la necesidad. Por eso dice Fichte que el sentimiento de la necesidad la proporciona la representación del objeto exterior como una realidad. Esa es la realidad a la que se aferra el que ha sido educado en base a una realidad física fundamentada en lo exterior. Por eso, huye de la incertidumbre que le proporciona la realidad interior subjetiva, a pesar de que es lo que verdaderamente puede comprender sin mediación n separación entre lo teórico y lo práctico.

Quizá en un futuro, cuando la sociedad deje de tener miedo al yo y recupere su sentido de actividad y libertad como fundamento de un yo intersubjetivo y común, y que a su vez da origen a los otros yos particulares y propios, pueda volverse a unir lo teórico y lo práctico. Posiblemente los padres empezaremos a dar consejos a nuestros hijos de un modo coherente teórico/práctico y no decir una cosa y hacer otra. Eso nuestros hijos no lo pueden comprender nunca, aunque sean muy pequeños o suficientemente mayores para entenderlo. Y lo mismo entre profesores y alumnos.

3 Comentarios

  1. Creo que el miedo es parte de la existencia de seres humanos. la vida sin miedo en el contecto que tenemos de vida y bien estar no creo que exista , el miedo es parte del seres humanos como la respiracion , desde luego no me puedo imaginar un mundo sin miedo, desde que nacemos nos asustan los padres , los profesores y los politicos, creo que con miedo loes seres humanos rinden mas , no me puedo imaginar un mundo sin miedo, como un mundo sin dios, y si no hay miedo el dios no exsitiria o al menso las religiones que conducen hacia el

    Responder
  2. “con miedo los seres humanos rinden mas” ¿? De acuerdo en todo menos en esto. En todo caso en miedo agudiza la prudencia, virtud.

    Responder
  3. “con miedo los seres humanos rinden mas” ¿?Quizas me explique mal , o sea que con el miedo puede uno conseguir que la gente trabaje mas , actualmente en nuestro pais , los trabajadores estan rindiendo mas que estos años atras y se ponen menos malo y se acuden mas puntal al trabajo, sera por miedo de ser despedidos?. con el miedo el hombre suele trabajar mas , ahora mejor o peor no se quizas presta mas atencion , y

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>