El tugsteno como material para relojes

Desde hace un tiempo a esta parte me están asaeteando con publicidad sobre relojes de tugsteno. Suena bien el nombre y parece muy tecno, pero en realidad es el viejo wolframio que estudiamos de chavales. El wolframio es un metal muy pesado con casi 20 gr/cm3, cuyo origen etimológico proviene del alemán “wolf” y “fram” y significa de “poco valor” o también “baba de lobo”. Fue un metal muy codiciado en la Segunda Guerra Mundial ya que endurecía las aleaciones de acero en tanques y barcos, que indujo a incrementar su demanda. En España están las principales fuentes de wolframio de Europa en aquel entonces, por lo cual tuvo bastante protagonismo en una posible intervención española en la guerra. Pero me gusta más la palabra tugsteno.

Si bien el tugsteno se usa en estado puro para filamentos de lámparas o distribuidores de coches, el 60% de su demanda es en la forma de carburo de tugsteno. El carburo de tugsteno o de wolframio es una cerámica de elevada dureza muy frágil, que se fabrica por sinterización con añadidos de cobalto o níquel o cromo, con una densidad de 14 gr/cm3 o sea que pesa lo suyo. Esta masa compacta y sinterizada se suele llamar cermet o cerámica metálica, cuya dureza puede alcanzar más de 2000 HV. Se suele usar para fresas de mecanizado, rodamientos, puntas de bolígrafos, anillos de pedida, y por supuesto, relojes.

El uso en joyería y relojería del carburo de tugsteno o WIDIA como lo llaman los alemanes, se ha convertido en algo habitual aprovechando sus propiedades de dureza, pero aumentado su fragilidad. Ello influye a la hora del diseño, ya que por ejemplo en los encastrados de las joyas, hay que medir bien los puentes que quedan ya que una pequeña flexión rompe el anillo al igual que el reloj. Por ejemplo los brazaletes de relojes hechos con carburo de tugsteno son muy frágiles, por los canales hechos para contener los pasadores. También si la sinterización no está correctamente hecha, puede contener algún poro que debilite su integridad estructural. Otro problema es que el carburo de tugsteno limita la imaginación del diseño, ya que no permite grandes alardes debido a la posibilidad de que las cajas diseñadas sean estructuralmente limitadas y no soporten las fuerzas a que están sometidas por tensiones internas de la forma.

Muchas marcas de relojes lo han utilizado para sus cajas, sus brazaletes o sus biseles desde hace bastante tiempo. No cabe duda de que son atractivos estos elementos como demuestra la caja del Radiomir de Panerai o los diseños minimalistas de Rado. Seyko, Rolex, Movado o Longines son algunas marcas que también han usado este material para sus relojes y siguen usando, lo cual demuestra que se sigue vendiendo.

Posiblemente el atractivo principal de este material es que no se raya como los otros materiales como el acero el oro o el titanio. Las micro rayas que se forman con el tiempo en casi todas las cajas de relojes, son debidas a las micropartículas de polvo, que muchas veces son de cuarzo, con una dureza de 7 en la escala de Mohs. Esas micropartículas son las que van rayando poco a poco la superficie de las cajas, las hebillas o los brazaletes de los relojes, que muchos de sus propietarios no les gustaría tener, aunque a otros les hace ver el paso del tiempo, como si fuera la pátina del bronce.

A nosotros nos atrae el brillo y los colores que se pueden extraer de este material con las limitaciones que pueda tener en su diseño y solamente para la caja del reloj, ni para el bisel. Puede que en un futuro diseñemos un reloj de este material conjuntamente con caucho y composites, pero el tiempo nos lo dirá.

1 Comentario

  1. Muy interesante hilo, y muy enriquecedor, conocia al reloj Rado desde mi adolecencia , recuerdo alla en los principios delo 70 mi padre compro uno ovalado con un cristal tallado, la verdad que el reloj pesaba mucho y era incomodo de llevar pero me facinaba mucho el ancla y el ruibi grande a las 12, la verda que no se donde fue para el reloj, Rado fue una marca con mucho prestigio , pero al entrar en el grupo de Swatch , pues las atenciones se fueron cvasi todo hacia Omega que es el miño bonito de la casa y muchas cayeron en desgracia , Rado fue siempre la marca que investigaba materiales nuevas , habia en los 80 de acero vidiera y de ceramica , pero el enfoque fue mas hacia materiales externos y raros que el mecanismo, por lo cual carece mucho de interes en los circulos de coleccionsimo que se mira el reloj mas por dentro que por fuera,

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>