¿Y si durásemos tanto tiempo?

Los técnicos apuntan que vamos a alcanzar los 150 años de vida. Como el conejito de Duracell que dura y dura. Eso conlleva a pensar si estamos preparados para manejar los tiempos que nos indican. ¿Comprendemos qué es vivir hasta los 100 años o 150 años en la sociedad actual?

La manera de pensar nuestro ritmo de vida está obsoleta. A grandes rasgos, nos preparamos para el mercado laboral hasta los 27 años, los que estudian, porque mucha gente comienza su travesía a menor edad. Una vez dentro del mercado laboral, la preocupación es poder trabajar lo suficiente para alcanzar una jubilación digna. La edad de jubilación que tenemos en mente es la misma que la de nuestros padres, 65 años. Y luego a disfrutar de la playa, del Inserso hasta el fin de nuestros días. Claro que la diferencia es que antes la pila solo duraba lo de una vela, pero es que ahora casi parece que está fabricada de radioisótopos. 

Si vamos a vivir hasta los 150 años, yo me conformo con 120, nos da tiempo para vivir tres o cuatro vidas diferentes. Antes, se podía desarrollar la misma profesión durante 30 o 40 años y luego te morías, pero actualmente y con la rapidez que cambian las cosas, ni una empresa dura más de 20 años y ni una profesión más de 30.  Haciendo cálculos, si nuestra etapa laboral dura 30 años y vamos a vivir hasta los 120 años, al menos viviremos tres vidas diferentes. Porque claro, la paguita de la jubilación nos la contarán los libros de historia. 

Entonces, la mejor pensión de jubilación es mantenerse activo para poder continuar trabajando el máximo tiempo posible que dure la pila. Nuestra manera de entender el trabajo sería estar abierto a todas las posibilidades que nos ofrece el mercado, ya que hasta los 120 años no vamos a vivir de lo mismo. Además, papá Estado no nos va a cubrir todas nuestras necesidades y puede que hasta desaparezca. 

¿Solución? Hay que ir pensando que el cambio, nuestra manera de manejar el tiempo que nos queda, nuestro ritmo de vida, va a ser totalmente diferente a lo que pensábamos. Prepararse para la novedad de una manera constante, nuevos estudios, nuevas profesiones, nuevos países, porque ya hemos visto lo que ocurre con el apalancamiento, que aumentan los riesgos de cualquier operación, sea el financiero o el del sofá de casa.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>